La importancia de hablar holandés en Holanda

Autora: B-taal, edición, formato y contenido audiovisual: ExpatMaster

Lo primero, ya sabéis, ambientar la lectura:

Esta canción siempre me ayuda a pensar.

¿Por qué merece la pena aprender Holandés si vives en Holanda?

Imagínate que un día estás sentado/a en una terraza. Has pedido una sopa pero se olvidaron de traerte una cuchara. No hablas holandés y por lo tanto solo tienes tres opciones. Intentar llamar la atención del/de la camarero/a mediante determinados gestos, gritar algo en inglés esperando que alguien te entienda o comer la sopa sin cuchara. 

Otro día a lo mejor andas por la calle y de repente te das cuenta que te has perdido. Intentas abrir el Google Maps, pero antes de que puedas ubicarte te quedes sin batería. Sin poder comunicarte en holandés con la gente en la calle, otra vez tienes tres opciones. Sigues buscando a una persona que hable inglés o incluso tu idioma materno, sigues andando hasta que llegues a un punto conocido o te quedas sentado/a en el mismo sitio esperando a que en algún momento llegue una persona que pueda ayudarte.

Estas dos situaciones son situaciones fuera de peligro, pero imagínate que tú o algún familiar es víctima de algún accidente (‘’toco madera’’) y que necesita ir al médico o al hospital. En muchas situaciones diarias podrías salvarte con unas palabras o gestos, pero en este caso se trata de algo más específico y urgente y sería mejor poder entender al médico. Aunque en Holanda hay muchos médicos que hablan inglés, no siempre hablan el nivel deseado para poder explicarte en detalle lo que ha pasado o va a pasar.

Cultura y sociedad

De todas maneras, hay muchas buenas razones por las que deberías aprender un idioma. Un idioma es como un puente que conecta tu mundo con el mundo a tu alrededor. Es importante aprender el idioma del país de residencia para poder formar parte de la sociedad. Al poder comunicarte en holandés, entenderás mejor a la gente y también su cultura, su manera de pensar, sus costumbres y tradiciones. De esta manera podrás comunicarte con los nativos para conocerles mejor, para ampliar tu red de contactos, para poder pedir ayuda en caso de que sea necesario y para hacer amistades. Si sólo hablas un idioma, te limitas a tener solo amistades con personas que hablan el mismo idioma que tú. 

Respecto al trabajo y los compañeros

También en cuanto al trabajo puede ser útil hablar holandés. Aunque en la mayoría de las empresas se habla inglés, los holandeses prefieren hablar holandés cuando se reúnen, por ejemplo durante la comida o en sus ratos libres. Puedes quedarte al lado, escuchando, simplemente sonriendo, sin entender nada de la conversación; o participar en ella, poder dar tu opinión con la misma franqueza que un holandés y mantener unas charlas interesantes con tus compañeros de trabajo. También podrás entender mejor las bromas, para así no quedarte con la duda de si otros se están riendo de ti o no. Al volver a tu país de origen puede ser una ventaja hablar holandés. En primer lugar, porque queda bien en tu currículo, y en segundo lugar, porque podría ayudarte a encontrar trabajo en alguna empresa holandesa que tenga sede en tu país. Además, aparte de Holanda, también se habla el holandés en Bélgica, Surinam y las Antillas Neerlandeses. Por lo tanto, es posible cambiar de país sin tener que aprender otro idioma.

¡No quieres que suceda esto!

¡Aprender idiomas también es bueno para tu cerebro!

Por último, aprender una lengua extranjera es bueno para la salud dado que aumenta tu memoria, mejora tu concentración y tus capacidades cognitivas, disminuye la probabilidad de sufrir enfermedades como el alzhéimer, y aumenta tu autoestima por sentirte más capacitado. No es necesario que hables un holandés perfecto, sin cometer errores. Al empezar a hablar, te darás cuenta de que es divertido poder comunicarse con los demás en otro idioma y poco a poco irás mejorando tu conocimiento del holandés. 

El área de Broca, en el hemisferio izquierdo, está especializada en la producción del lenguaje.

Si no te he convencido todavía…

En general, los holandeses somos un poco más cerrados o más distantes. Somos multiculturales y simpáticos con los turistas, extranjeros e inmigrantes, pero nos cuesta  entablar verdaderas relaciones de amistad con ellos. Es necesario obtener primero una base estable antes de que un holandés te invite a su casa o a su círculo de amigos íntimos. Aunque no es mi intención generalizar, ya que cada persona es diferente, por lo general, los holandeses ya tienen su grupo de amigos y es difícil llegar a formar parte de él. Un paso que facilitará este proceso es aprender holandés. Muchos hablantes nativos del holandés se sentirán impresionados por tu esfuerzo de intentar hablarlo. Al obtener una mejor comunicación, ganarás la confianza y el respeto de los demás y crearás una situación de entendimiento. Poco a poco, se te abrirán más puertas y una vez que un/a holandés/esa te abra la puerta de su casa, muchas veces la dejan abierta para toda la vida. 

Aprender un nuevo idioma puede ampliar tus horizontes y una vez que hayas aprendido un segundo idioma, es más fácil aprender otros. Entonces, qué esperas… ¡empieza a estudiar ya! Hay muchas maneras de aprender un idioma, con clases privadas o en grupo, mediante autoestudio, mirando la televisión, leyendo libros, escuchando música, etc. Lo más importante es encontrar un método de enseñanza que te guste, para que ya puedas empezar a disfrutar del holandés en el proceso de aprendizaje. 

¿Donde se habla Holandés?

Zonas donde se habla el Holandés.

Hilo de discusión en el foro

La importancia de hablar holandés en Holanda

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *